CICOPA

Egipto: la revolución del Nilo deja entrever un futuro mejor para las cooperativas

Egipto ha vivido una revolución sin precedentes que ha llevado a la caída del presidente Hosni Moubarak. Essam Charaf ha sido nombrado primer ministro por el Consejo supremo de las fuerzas armadas a la espera de la celebración de las elecciones presidenciales, previstas para antes de finales de año. De momento, se ha dado un primer paso hacia la democracia con el referéndum sobre las enmiendas constitucionales aprobado por un 77,2% de los egipcios.

27 de mayo de 2011

La revolución egipcia ha modificado totalmente el destino de este país, hasta entonces en manos de un poder que no dejaba lugar a la libertad de pensamiento. Durante treinta años, el que fuera presidente se ha apoyado en un aparato policial y en un partido totalmente a su servicio, en un país en el que más del 40% de la población vive con menos de dos dólares al día por persona. “Egipto se ha despertado dotado de una nueva conciencia política, ¡no se dejará engañar!”, señalaba recientemente el escritor Alla el-Aswa en el periódico francés Libération.

Asimismo, la situación caótica en Egipto tiene consecuencias sobre la economía del país. Ya se prevé una caída del 25% de los ingresos generados por el turismo. Al respecto, las cooperativas representadas por la Unión de Cooperativas de Producción (PCU) no están a salvo.
“La economía egipcia ha padecido la revolución: todo se ha parado. La inseguridad en las calles no ayuda en nada. Todos estos factores han afectado a la actividad de las cooperativas. Pero lo que le sucede al país es algo positivo”, señala Mounir Shaarawy, secretario general de PCU.

“Estamos muy orgullosos de nuestra revolución, dirigida con dignidad, y somos optimistas sobre las reformas venideras, particularmente las que conciernen ciertos aspectos de las cooperativas de trabajo asociado. La esperanza está presente hoy día, ya que el dominio de algunas grandes empresas sobre la administración egipcia ha desaparecido. Antiguamente, grandes hombres de negocios controlaban las leyes y las decisiones ministeriales y minaban los esfuerzos de las cooperativas con la corrupción en sus negocios”.

Hasta entonces, las cooperativas estaban fuertemente controladas por el poder establecido. Digamos que las cooperativas de trabajo asociado, que basan su funcionamiento en principios y valores democráticos, no salían ganando. Hoy día, las cosas parecen ir mejor.
“Antes, el régimen no confiaba en las cooperativas ya que siempre estaba en contra de las decisiones a favor del bienestar de los trabajadores y las pequeñas empresas. El régimen maltrató a las cooperativas suprimiendo muchos de sus privilegios legales, como la exoneración fiscal, para aumentar sus costes de producción y hacer el trabajo más difícil”, dice Shaarawy.

Mounir Shaarawy confía en el futuro: “Vamos por el buen camino”, dice “entrevemos signos positivos. Con una reforma y una nueva administración establecida por el pueblo, creemos que las nuevas leyes estarán a favor de las cooperativas, de los trabajadores y de los sindicatos para responder a la demanda de justicia social”. Egipto toma conciencia lentamente de esta revolución. Aún le queda un largo camino por recorrer. Podemos confiar en que las cosas retomarán poco a poco su curso normal. Con al menos la certitud de que el pueblo egipcio saldrá fortalecido de esta revolución del Nilo.

Organización Internacional de las Cooperativas de Producción
Industrial, Artesanal y de Servicios

Secretaría: C/O European Cooperative House - avenue Milcamps 105
1030 Bruselas, Bélgica
Tel: +32 2 543 1033, fax: +32 2 543 1037
E-mail: cicopa[at]cicopa.coop

Copyright 2005 - 2016 CICOPA
Desarrollado con Spip
validar css xhtml

RSS icon