Ser medio, ser cooperativa y además sobrevivir

Por la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay

La realidad de los medios cooperativos uruguayos

En tiempos donde la comunicación se ha visto revolucionada, los medios de comunicación uruguayo atraviesan una crisis la cual se acentúa con un futuro incierto. Los contenidos on demand están compitiendo fuertemente con la televisión, la radio contra los podcasts y los medios de prensa tradicionales contra el flujo de información en redes sociales.

En ese contexto, en Uruguay existen dos medios cooperativos que se rebuscan para sobrevivir. Con una raíz similar pero con públicos y lenguajes diferentes, La Diaria y Brecha conviven en un ambiente cada vez más hostil.

La Diaria es una publicación que sale de lunes a viernes, de origen cooperativo, basado en un modelo de suscripción inédito para nuestro país. Logró esquivar una de las principales falencias de los medios de prensa del Uruguay, el monopolio de la venta en kioscos. Avanzó de gran manera siendo el segundo diario de mayor circulación en nuestro país. Sus contenidos, creativos y con una mirada crítica lograron cautivar a un público joven cansado del discurso de los medios tradicionales. Su agenda no se ajusta al establishment sino que genera sus propios temas siendo sus pilares la nueva agenda de derechos.

Brecha es una publicación semanal, con más de 30 años de trayectoria y bastión de las plumas más selectas de nuestro país (Eduardo Galeano, Mario Benedetti, Hugo Alfaro, Idea Vilariño, entre otros). Es un medio definido como independiente de izquierda. Sus contenidos tienen una fuerte impronta crítica, su potencial está en su mirada política y analítica de las cuestiones latinoamericanista. Sus textos de notoria profundidad hacen de Brecha un material indispensable para intelectuales, universitarios, tomadores de decisión y público interesado en la lectura.

En este último año, ambos medios han tenido que cambiar algunos esquemas de su negocio. La Diaria a su edición clásica le sumó una edición de fin de semana, Brecha debió mejorar algunos aspectos de su sitio web y sacó un suplemento sobre el Interior del país (revista Ajena). Ambas estrategias están en constante evaluación.

Los índices de lectura de diarios en Uruguay presentados en el mes de diciembre mostraron que luego del mundial (julio 2018) la venta de publicaciones impresas bajó casi un 15%. Esto pegó fuerte en el sector, al punto que la prensa tradicional con respaldo de empresas o partidos políticos debió cambiar su metodología y comenzar a restringir el acceso a sus contenidos digitales.

Este es el contexto de los medios cooperativos del Uruguay. Su fortaleza está en la mirada colectiva del problema y lograr sobrevivir a estos tiempos inciertos esperando un cambio en los hábitos de los lectores o de alguna política pública que permita que la información siga siendo plural y accesible para todos.