El futuro del trabajo: ¿dónde se encuentran las cooperativas industriales y de servicios?

La organización del trabajo y de la producción de bienes y servicios está experimentando profundos cambios que pueden alterar de forma radical la forma en la que trabajamos y el futuro del trabajo en sí mismo.

El empleo cooperativo tiende a ser más sostenible en el tiempo, a sufrir menos desigualdad de salarios, a caracterizarse por una mejor distribución entre las zonas rurales y urbanas, y a gozar de un mayor nivel de satisfacción e identidad propia que la media. Por otro lado, las cooperativas son un gran laboratorio que experimenta con formas de trabajo innovadoras y sostenibles, así como con relaciones laborales dentro de la empresa que requieren de una continua creatividad e innovación. Un modelo casi centenario de organización del trabajo basado en la propiedad de los trabajadores está demostrando su notable modernidad para adaptarse a los nuevos retos cuando el trabajo y las condiciones de trabajo se ven amenazados.

El documento estratégico analiza cuatro desafíos que contribuyen a la transformación del trabajo, presente y futuro:

  • el cambio tecnológico y la economía del conocimiento;
  • la evolución de las tendencias demográficas, sociales y medioambientales;
  • globalización y desindustrialización;
  • condiciones de trabajo, desigualdad y protección social.

¿Cómo reaccionan las cooperativas industriales y de servicios ante estos desafíos? ¿Cuáles son los modelos cooperativos innovadores más recientes, basados en la propiedad de los trabajadores, que se están estableciendo como respuesta? El documento estratégico de CICOPA sobre el Futuro del Trabajo intenta responder a esas preguntas y ofrecer recomendaciones a los encargados del desarrollo de políticas en ese campo.